¿Qué ventajas tiene la TFD?

Una de las principales ventajas de este tratamiento es su selectividad ya que destruye sólo el tumor, sin alterar la piel sana y esto garantiza unos resultados médicos y estéticos excelentes. Es un tratamiento que no requiere hospitalización y el paciente puede regresar a casa inmediatamente después de haberse sometido al mismo, con pocas molestias, sólo consistentes en discreta inflamación de la zona tratada y sin aparición de cicatrices. No hay efectos secundarios y no se afectan órganos internos, gracias a lo cual, precisamente, es una alternativa de tratamiento en pacientes con múltiples enfermedades.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL USO CONTINUO Y PROLONGADO DE UN MEDICAMENTO FRECUENTEMENTE UTILIZADO PARA LA HIPERTENSIÓN PODRÍA AUMENTAR EL RIESGO DE CÁNCER CUTÁNEO NO MELANOMA

CÁNCER DE PIEL… NO MELANOMA